domingo, 1 de mayo de 2011

Teorías sobre el Poblamiento de América

Una de las cuestiones más interesantes en torno al origen de la humanidad es el poblamiento de América. En primera instancía, se utlizó la Bibla para señalar el origen del hombre americano. A partir de ahí, se pensó que los indigenas de América eran una tribu perdida de Israel, pero a diferencia de los españoles, agregaban que habian sido traídos por el diablo, lo cual sirvió después para justificar el maltrato que recibieron. 
Se pensó, en un determinado momento, que probablemente América era el resultado de las colonizaciones egipcias ( y mostraban como argumento a Teotihuacan), o fenicia, cartaginesas o der los sobrevivientes de la legendaria Atlántida de Platón. Los hallazgos de perlas fenicias confirmaban la premisa de la idea de colonización, pero se comprobó que tales perlas no eran fenicas, sino Venecianas del Siglo XV, quizas llevadas a América por españoles con fines comerciales.
Aunque no debemos descartar algunas aseveraciones que se ha hecho en torno a este interesante origen. Algunos, han creido la idea de hombres de otro mundo, es decir que seres extraterrestres fueron los que habitaron las tierras, que hoy conocemos como americanas, desarrollando construcciones monumentales e imposibles para hombres primitivos. Nos referimos a las construcciónes realizadas en la Peninsula de Yucatán por los Mayas.
Así pues, podemos seguir observando infinidad de supuestos y teorias alrededor del poblamiento de América. Sin embargo, la ciencia mediante una serie de investigaciones e hipotesis, ha propuesto su punto particular de vista. Tenemos dos teorias, el origen único y el multiple:
Dentro del origen único localizamos al pensador argentino Florentino Ameghino. Estudioso que realizó varias aportaciones a los campos de la Paleontología, la geología, entre otros. De acuerdo a todo lo recaudado en su investigación, mostró en el primer Congreso Internacional de Americanistas, realizado en París en 1879 los siguientes puntos:
  • La cuna de la humanidad fue la pampa Argentina y de ahí emigró al resto del mundo, en la era terciaria.
  • La genealogía se originó con un grupo de simios del Eoceno inferior ( homunculus), siendo una geneología lineal hasta llegar al Homo pampeus. Algunos estadios intermedios fueron Tetraprotohomo, Triprotohomo y Diprotohomo, géneros que se difunden, en primera instancia, hacia Norteamérica y luego al Viejo Mundo en varias olas migratorias.
  • Los Americanos primitivos cazaron grandes mamíferos como dinosaurios, mamutes y grandes bisontes de las pamapas argentinas. Usaron sus pieles, comieron sus carnes, etc.
Una teoría que ocasionó una polémica para el siglo XIX. Poco después, dicha tesis fue rechazada por los expertos y las investigaciones siguientes.

Aunque está postura dista de lo que generaron investigaciones posteriores. En la actualidad es aceptado, de acuerdo a los restos encontrados, que el género homo evolucionó hace millones de años en el continente africano. Se caracterizó por tener un cerebro más grande que sus antecesores y, por crear y utilizar herramientas. De ahí se fue expandiendo por Europa y Asia y ya como Homo Sapiens se dividió para Emigrar a América.

El origen único: Durante un tiempo, hubo acuerdo en que el origen del ser humano americano era asiatico; sin embargo, continuó el desacuerdo sobre la datación de la glaciación Würm (Europea) o Wisconsin (América), la última que sufrió la Tierra. Algunos científicos piensan que comenzó hace 100 000 años y otros hace 60 000 o 50 000 y terminó, según la interpretación, en un lapso atrás entre 19000 y 12000 años. La glaciación provocó que la concentración de hielo en los continentes bajara considerablemente el nivel del mar: entre 90 m y 120 m.
Según el antropólogo checo-norteaméricano Alex Hrdlicka (1869-1943), los primeros pobladores de América fueron cazadores nómadas de Siberia que llegaron Alaska, ingresaron por el Estrecho de Bering, a fines de la glaciación de Wisconsin, pasaron de Asia a América y poco a poco fueron  bajando, hasta llegar a la Patagonía muchos años después.
Las evidencias de Hrdlicka sobre el cruce del estrecho de Bering son los siguientes:
  • Sólo 91 km separan a América de Asia
  • La semejanza Física entre asíaticos e indios americanos
  • El pliegue o mancha mongólica (mancha azul que aparece en los recién nacidos y se quita sola)
  • Las lenguas polisintéticas y aglutinantes, las cuales usan más de un morfema por palabra y se completan con el lenguaje a señas.
En la decada de 1930, cuando se descubrieron las puntas de lanza Clovis, (llamadas así por el lugar de Neuvo México donde se encontraron), su existencia se dató entre 14 500 y 11 000 años de antigüedad o, lo que es lo mismo, los seres humanos que las hicieron vivieron entre el 12 500 y el 900 a.c. Fue posible entonces estudiar sobre bases más firmes la cultura paleamericana, ya que se encontraron puntas en Norteamérica y Mesoamérica. En 1976 esa teoría perdió su vigencia porque los hallazgos arqueológicos de Monte Verde, Chile, en el otro extremos del continente mostraron por primera vez que en Sudamérica había existido una cultura diferente, con una antiguedad igual o mayor a la Clovis.
Desde la primera mitad del siglo XX otras teorías definieron rutas alternas de migración hacia América, como la de Oceanía-Antártida-América del Sur, planteada en 1928 por el antropológo portugués A. Mendez Correia (1888-1960). También el antropológo francés Paul Rivet (1876-1958) planteó en 1943, la teoría de que los americanos son de origen multurracial y podían haber salido de Oceanía por la ruta Melanesia-Polinesia-América.

Origen Múltiple: Un elemento fundamental para la teoría de origen multiple fue el ya mencionado, descubrimiento de Monte Verde, en Chile y el de 1986, en Pedra Furada (piedra agujerada) Brasil, donde se encontro un importante yacimiento arqueológico y de pinturas rupestres datados entre 48 000 y 32 000 años. Ambos confirmaron la presencia temprana del hombre en Sudamérica, tan antigua o más que las migraciones de los primeros pobladores que llegaron a Norteamérica. El craneo de Laguna Santa de Brasil mucho más reciente, de hace 12 000 años, de mtADN realizados indican que en varios lugares de Sudamérica había presencia de los grupos polinesios, melanesios y del sudeste asiático.  La información con la que se cuenta hoy, implica que tanto Norteamérica como Sudamérica fueron poblados por numerosos grupos humanos procedentes en diferentes fechas. Algunos llegaron por vía terrestre (a través del estrecho del Bering), otros por vía marítima (por la costa del Pacífico) y pueden considerarse también las travesías transpacífias y trasantlánticas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada