lunes, 28 de febrero de 2011

Pensar La Historia

El estudio de la historia tiene sus complejidades, porque no es lo mismo hablar de historia con "h" que se refiere a un cuento o una anecdota, a Historia con "H" entendida como una disciplina o ciencia. Muchos confundimos estas dos acepciones o mejor dichos interpretación de dicha disciplina. Los seres humanos utilizamos la historia (minúsculas) en la vida diaria, contamos una crónica o un hecho relevante de nuestra vida a nuestros vecinos o amigos, ya sea un chisme, un chiste o algún dato importante. Por lo regular, en donde vemos este tipo de historias es en los programas televisivos de espectaculos, publicaciones editoriales (como son el Tv Notas o Tvnovelas), o en algún periodico sensacionalista (llamesé El  Metro o El gráfico). Cualquiera que sea nuestra fuente de información, a nosotros en este caso, no nos interesa ese tipo de historias.
El estudio de la Historia - con mayuscula - va más allá de un simple cuento o un chisme. Rebasa la simple crónica de informar lo sucedido y de la anecdótica de mostrar lo curioso de las situaciones. Pero de ningún modo, se alejan de estas dos. La Historia se ayuda de estas dos para formar una explicación, un análisis y una reflexión de lo que sucedio atrás. El problema o la interrogante es ¿Entendemos la Historia? en realidad no, muchas veces solo entendemos esta disciplina como la que sólo arroja nombres y fechas. Una secuencia de hechos que deben ser parte de la memoría. La Historia no es eso. Esta disciplina científica, artistica y humanistica pretende explicar la vida, la realidad y nuestro alrededor, el "yo" frente al "otro".
La Historia parte de una explicación de espacio y tiempo ¿Cómo entender el tiempo? El tiempo tiene muchas ramas de explicación, desde el transcurso de las días, las horas, los minutos o los segundos. El simple caminar de los meses o los años. O más sencillo, el transcurrir de las manecillas del reloj. El tiempo no es sólo eso, es también un espacio infinito de explicación, pero que sirve para explicar a los seres humanos. Una trasformación de costumbres, tradiciones, juegos y miles de actividades son acción del tiempo, en este caso, del tiempo "histórico". Asimismo encontramos al espacio, no aquel en donde habitan los astros, sino el que define un territorio o un lugar. Ambos elementos se conjugan en una herramienta del entendimiento del pasado.
Esto compone a la Historia, por un lado, el espacio, es decir los territorios o lugares para examinar (algún país, continente, mar o un pueblo); mientras que, por otro, el tiempo, la periodización de los lugares, épocas o actividades humanas. Se han realizado distintas periodizaciones del tiempo que han vivido los humanos. La más común es la que la divide en edades, muy similar a las que vive el hombre, en donde el hombre ha evolucionado como sociedad y como cultura.
Edad Antigua: Se dice que la historia comienza aquí, cuando nace la escritura allá por el año 3000 a.c y termina con la caída del Imperio Romano de Occidente 476 d. c.
Edad Media: Comienza con la caída del Imperio Romano de Occidente y concluye con la caida del Imperio Romano de Oriente (1453)
Edad Moderna: Comienza con la caída del Imperio Romano de Oriente (1453) o con el Descubrimiento de América (1492) y llega a su fin con el inicio de la Revolucíón Francesa (1789)
Edad Contemporánea: Se inicia con el comienzo de la Revolución Francesa (1789) y continuamos viviendola....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada